El Momento Indicado

Me he sentido en un estado extraño, como intentando sobrevivir una fase de transición, una fase que no sé cuando comenzó ni cuando terminará. He vivido en un mundo donde he sentido que sólo me he llevado decepciones y malas noticias; que no he podido sobresalir en nada ni he podido crear algo que me haga sentir orgulloso. A medida que pasa el tiempo he tratado de buscar el consejo adecuado y el momento indicado para analizar que puedo hacer en el futuro.

He sentido cómo si lentamente se fuese marcando un destino que no era el que esperaba, un destino que al parecer no puedo escapar de él y en el cual mis opciones alternativas se están reduciendo enormemente. Cada vez me pongo a pensar en qué realmente tengo opción para seguir, o de qué manera puedo jugar las pocas cartas que me están quedando. Todavía siento que el tiempo está avanzando muy rápido y cada vez tengo menos energías para seguir el ritmo. Estoy en un momento donde siento que puedo hacer algo, pero que es realmente muy tarde para tomar la iniciativa, o lo contrario, que todavía es muy pronto para saltar y cambiar las cosas.

Lo más extraño, es que siento que ya debería haber tenido mi destino definido, que debería estar dedicándome a seguir los pasos que tenía que seguir, que ya conocía mi camino y debería estar caminando sobre él, pero siento que me encuentro muy lejos de esos y ya pareciera que ese cambio ya no llegará o que es realmente muy tarde para que llegue. Posiblemente estos dos meses sean muy especiales porque tengo la sensación de que extraños sucesos se vendrán y las cosas cambiarán bastante, aunque no tengo la esperanza de que sean para mejor.